Síguenos en

Ingreso Miembros AMA

Ingrese aquí con su nombre de usuario y contraseña.
Exclusivo para miembros AMA

ingresar a EAMB (PH)

Boton-Correo-AMA

La enfermedad arterial periférica es controlable

Enfermedad-Periferica-Arterial-LARGE

La enfermedad arterial periférica, es una de las afecciones de mayor prevalencia en Colombia. Estamos hablando de una enfermedad vascular en otras localizaciones. El diagnóstico precoz es importante para poder mejorar la calidad de vida del paciente y reducir el riesgo de mayores complicaciones como el infarto agudo de miocardio.

Según nos cuenta el Cardiólogo Mario Bernal, de la Fundación Santa Fe y de la Asociación Médica de los Andes, la enfermedad periférica puede ser de las grandes arterias, no del corazón sino de la aorta por ejemplo o de arterias de las piernas o de los brazos. Son enfermedades que se producen por obstrucción de las arterias y dejan una pierna sin irrigación.

Es muy frecuente que se presente en los pacientes que han sido fumadores severos y que como consecuencia de su adicción, desarrollan un proceso de obstrucción en las arterias de las piernas y es entonces cuando se produce lo que se llama claudicación intermitente o dolor en los músculos, debido a una obstrucción arterial crónica.

Estamos hablando de un dolor en los músculos de la pantorrilla que se produce después de haber caminado una distancia determinada, el cual se detiene después de descansar un momento.

En esta enfermedad, la persona que caminaba 200 metros, comienza a caminar 50 o 60, porque después de esta caminata le duelen de manera intensa las piernas. Esto es causado por la obstrucción mencionada, porque le llega poca sangre hacia los pies. Lo cierto es que la enfermedad está relacionada con el colesterol y con el tabaquismo.

Los diabéticos que no tienen la enfermedad controlada, pueden desarrollar obstrucciones de las arterias, limitan la marcha y pueden requerir tratamiento médico quirúrgico.

Si las arterias están muy obstruidas, el paciente puede necesitar angioplastia para abrirlas. En este procedimiento se introduce en la arteria un tubo delgado que se llama catéter y esto ayuda a abrir la arteria. A veces se coloca en la arteria un dispositivo que se llama stent que consiste en un pequeño tubo de malla de alambre que ayuda a mantenerla abierta.

Lo primero que tiene que hacer el paciente fumador es dejar el cigarrillo. Si es diabético deben tener control de la glicemia y si es hipertenso, debe tener control de la presión.

La persona puede quedar amputada de una o las dos piernas y lo más increíble es que hay pacientes que después de tapada la arteria y de haber perdido una pierna, siguen fumando.

 

El Aneurisma se puede tratar

Otra forma de presentación de esta enfermedad es el aneurisma, en el que se dilata la arteria en la salida de la aorta y es como un neumático de un carro que se infla y ahí es donde está más propenso a romperse en el tórax o en el abdomen. Es una enfermedad potencialmente mortal.

Según el Dr. Bernal, en esta enfermedad el diagnóstico no se hace oportunamente ni se profundiza en la causa. La persona con cuidados se recupera. Si es un aneurisma, se puede operar, quitar el pedazo malo dilatado que está para estallarse y se puede poner un tubo que recupera la circulación en todas partes del cuerpo.

Hoy existen medicamentos que evitan la formación de coágulos, y tratan de favorecer el flujo de sangre y hay procedimientos quirúrgicos no invasivos que tratan de mejorar la circulación. Esto depende de cada paciente. Por eso el diagnóstico entre más temprano tiene un mejor pronóstico, señaló el Dr. Bernal.

La disciplina del paciente para controlar la enfermedad es importante, con la ayuda del cardiólogo o de un internista.

Doctor Mario Bernal, Cardiólogo.

desarrollado por webSolutions.com.co