Síguenos en

Ingreso Miembros AMA

Ingrese aquí con su nombre de usuario y contraseña.
Exclusivo para miembros AMA

ingresar a EAMB (PH)

Boton-Correo-AMA

La obesidad en Colombia es una epidemia

OBESIDAD-LARGE

Más de 4 millones y medio de colombianos son obesos y cerca del 50 por ciento de las personas adultas tienen algún grado de sobrepeso; es decir, tienen más de 25 por ciento de masa corporal, mientras que un 10 por ciento registra obesidad severa, según cifras de la Asociación Colombiana de Obesidad.

Según el Endocrinólogo William Kattah, esto se debe a que los colombianos tienen hábitos alimenticios inadecuados y comen más de lo que deben. Muchas veces comen alimentos con elevado índice calórico, especialmente grasas saturadas y carbohidratos de absorción rápida., porque las personas no tienen tiempo de cocinar. Igualmente toman líquidos con alto contenido de azucares como gaseosas y jugos e ingieren poca cantidad de fibra.

Además la falta de actividad física y sedentarismo, influyen en el desarrollo de obesidad según explicó el Dr. Kattah: un alto porcentaje de colombianos que por circunstancias de su trabajo, permanecen sentados durante su jornada laboral y no realizan actividad física programada; esto condiciona un menor gasto calórico y mayor acúmulo de energía, en los diversos depósitos del organismo como la grasa y el hígado, contribuyendo al desarrollo progresivo de la obesidad.

Por otra parte, existen factores genéticos que influyen en el desarrollo de obesidad : los hijos de padres obesos, tienen mayores posibilidades de padecer de obesidad. También influyen los cambios ambientales e inadecuados procesos de adaptación. Ellos contribuyen con el incremento de peso en algunas personas o incluso poblaciones. Es así como personas o grupos étnicos que consumían una dieta con escaso o apenas el justo contenido calórico, con alto contenido en fibras y proteínas y baja cantidad de grasa, su metabolismo era eficiente y ahorrador, para obtener una captación óptima de los alimentos . Cuando migran y cambian sus hábitos alimenticios por otros hábitos como los típicos de occidente, donde muchas veces se come 6 veces por día comidas con alto contenido calórico, alta concentración de azucares refinados de absorción rápida y alto contenido de grasas saturadas. Estas personas no se adaptan a estos cambios , su metabolismo eficiente u ahorrador continúa y comienzan a incrementar su peso, llegando a grados extremos de obesidad. Como ejemplos de esto se tienen grupos étnicos como los Indios Pima en Arizona, EE.UU., los aborígenes de Nauru en la Micronesia, los residentes en islas del Caribe, en Centroamérica y en un grado importante los mexicanos que migran a los Estados Unidos. Estos grupos tienen las tasas más altas de prevalencia de obesidad y diabetes en el mundo.


Influencia de los Mitos
De manera complementaria con lo anterior, las creencias y actitudes sociales con respecto al peso, influyen también. Por ejemplo, existe la concepción en varias sociedades, incluyendo la colombiana, que la salud y la prosperidad son proporcionales al volumen de la persona : se cree muchas veces que el niño gordito es el más saludable y fuerte y que una mujer obesa tiene un esposo que le brinda mayor cuidado y riqueza , dijo el doctor Kattah .

Una alimentación equilibrada tiene los requerimientos mínimos de proteínas, grasas y carbohidratos, para tener una buena salud.

El concepto para adelgazar es comer saludable y equilibrado. No se trata de hacer dietas extremas porque después la persona se aburre, las abandona y retoma las costumbres alimenticias previas , recuperando y aún superando el peso que tenía cuando comenzó la dieta.

Señaló el Dr. Kattah que el 90 % de los pacientes sometidos a diversas dietas fracasan, porque las asumen como una solución inmediatista, curativa , mágica y muchas veces siguiendo una moda y no afrontan el problema como debe ser. Se requieren cambios dirigidos hacia un estilo de vida saludable por el resto de la vida.

Comer dosis reducidas es el secreto
El principio de cantidad es importante. La persona puede ingerir la justa cantidad de alimentos para mantener las funciones normales en su organismo, incluso de alimentos que se consideran prohibidos. Por ejemplo se puede comer pan, arepa, chocolate etc. en cantidades pequeñas. Este es el secreto. Comer en dosis reducidas.

A los niños hay que educarlos en la casa y en el colegio. Sería muy conveniente una campaña del gobierno para mejorar la nutrición de la población, incrementar la actividad física, reducir las propagandas de alimentos en televisión y los mensajes subliminales destinados a suscitar cambios alimenticios que incrementen el consumo de esos alimentos. Es preciso trabajar en campañas de incentivos para las personas que bajen peso y logren mantener esta reducción.

Las personas que padecen de obesidad desmejoran su calidad de vida, tienen dificultad para desplazarse, para utilizar el baño, el cuál puede ser reducido para su tamaño. Muchas aerolíneas cobran doble tiquete, porque un obeso requiere más de una silla e incomoda a su vecino.

Además los obesos tienen muchos problemas de salud: Por ejemplo, más de la mitad desarrollan hipertensión arterial , el riesgo de diabetes se incrementa, sufren de apnea del sueño y en otras ocasiones, mayor incidencia de cáncer de seno, de colon y de páncreas . La enfermedad articular de columna. cadera y rodillas es común y en su mayoría desarrollan várices, etc.

Es de especial importancia informar al paciente que es preferible ingerir alimentos light o dietéticos; sin embargo, se debe hacer claridad, porque estos productos tienen carbohidratos complejos en su preparación, así como grasas, lo cual limita su ingesta a raciones pequeñas . Con frecuencia a las personas diabéticas y a los obesos, los productores de estos alimentos les venden la idea falsa de un consumo ilimitado.

Los medicamentos son una ayuda pero no son la base del tratamiento. No hacen milagros, siempre deben ir acompañados de los cambios dirigidos hacia una vida saludable

La gran limitante de los productos adelgazantes son sus efectos secundarios. Se han introducido muchos medicamentos en Colombia para el tratamiento de la obesidad, pero han sido retirados por la cantidad de efectos secundarios que presentan. Los productos que vienen en el futuro, a pesar de tener cierta eficacia, no están exentos de efectos indeseables

El milagro en el tratamiento de la obesidad lo hace el paciente mismo, cuando su estilo de vida se dirige hacia la aplicación de hábitos saludables en su actividad física y en la alimentación.

desarrollado por webSolutions.com.co