Síguenos en

Ingreso Miembros AMA

Ingrese aquí con su nombre de usuario y contraseña.
Exclusivo para miembros AMA

ingresar a EAMB (PH)

Boton-Correo-AMA

El difícil diagnóstico de las enfermedades mentales

 

Entrevista con el Psiquiatra Pablo Chalela

A propósito de la Ley de Salud Mental sancionada por el Presidente de la República, consultamos al Doctor Pablo Chalela sobre este tema. Las estadísticas señalan que dos de cada cinco personas en el país han presentado trastornos mentales en algún momento de su vida. Por eso esta nueva ley responde a las necesidades de promoción, prevención del trastorno mental y la prestación de servicios.

Según nos dijo el Dr. Pablo Chalela, aunque parezca difícil de entender, los niños sufren de depresión. El diagnóstico no es tan fácil y la presencia puede ser muy sutil porque hay aislamiento, irritabilidad, mal genio, poca participación en las actividades de familia y un mal rendimiento escolar. Generalmente son las mamás las que se dan cuenta del problema y consultan al especialista.

La depresión es una enfermedad que tiene un componente biológico muy importante, con factores genéticos hereditarios. En algunos casos puede existir la presencia de enfermedades depresivas, porque se han detectado importantes antecedentes familiares, señala el Dr. Chalela.

Falta confianza en el psiquiatra

Para el Doctor Chalela, todavía ir a donde el psiquiatra es una amenaza. Este profesional sigue siendo algo estigmatizante, porque se vienen a la mente señales de peligrosidad o de locura, fuera de la realidad. Aún se desconoce esta especialidad médica en nuestro medio. El Psiquiatra lo que ve es el tejido emocional y mental. Y esto la hace más difícil porque no se ve su trabajo, como en el caso de una enfermedad física.

En los Adultos también el diagnóstico es difícil porque la depresión es una enfermedad que tiene unas características y criterios muy específicos. Puede haber depresión sin llanto. Se puede determinar por la dificultad que se tiene para cambios en el comportamiento, aislamiento, pensamientos negativos, la persona se repite no quiero vivir y todo lo ve negro.

Esta enfermedad se presenta con más frecuencia en jóvenes y niños y en adultos mayores. Comienza con un auto reproche que conduce a que la vida no tiene interés. En los viejitos vienen aspectos como no sirvo para nada, nadie me busca y entonces es más preocupante. Se puede confundir con el comienzo de una demencia. El paciente ve que le falla la memoria y que algo le está pasando.

Hay situaciones que pueden conducir a la enfermedad. Por ejemplo si la persona vive triste y no se quiere levantar, entonces hay que estar alerta. La depresión nos puede provocar deseos de alejarnos de nuestra familia, de los amigos, del trabajo, o del estudio. Puede además causarnos ansiedad, pérdida del sueño, del apetito, y falta de interés o placer al realizar diferentes actividades. La depresión clínica no es simplemente una angustia, es también una tristeza o melancolía permanentes. Nos lleva a sentirnos inútiles, sin esperanza y a veces, es posible que nos demos por vencidos. La depresión clínica causa pérdida del placer en la vida diaria, tensión en el trabajo y en las relaciones, agrava condiciones médicas e incluso puede llevar a la persona al suicidio, señala el Doctor Chalela.

Los familiares son los que más ayudan al psiquiatra a identificar las enfermedades mentales. Algunas enfermedades como la esquizofrenia o la enfermedad bipolar son más visibles, porque puede ser que la persona se siente extraña, siente que la vigilan todo el tiempo, o que está en un polo de alegría y luego en otro de tristeza extrema.

Llega el momento en que se necesita el psiquiatra
Cuando la persona nota que no duerme bien, o no funcionan bien las relaciones con la familia o existen situaciones emocionales de vacío, es bueno consultarlo con un profesional. Igualmente hay desgano y no le llama la atención trabajar. Este es el mejor momento para acudir a un psiquiatra.

El psiquiatra esta viendo a un ser humano. En la medida en que transcurre la consulta, el psiquiatra puede evaluar si todo anda bien. No toda ida al psiquiatra es para formularle medicamentos. Es hablar con un ser humano corriente, comprender y saber que muchas de las enfermedades que tenemos no necesitan sino un ser que lo escuche. Y de esta manera transcurre nuestra consulta, nos contó el Dr. Chalela.

Muchas veces el paciente es el catalizador del problema familiar y el receptor de todos los problemas. Con frecuencia se escucha la frase “mi hermano es el enfermo” y a veces es el receptor de la enfermedad y el más sensible de la familia.

Un consejo para prevenir este tipo de afecciones, es disfrutar lo que se hace, a veces de las cosas más sencillas de la vida. No pensar siempre en la felicidad. Es pensar que lo que estamos haciendo lo estamos disfrutando. Y nada de remedios naturales que receta la vecina para bajar la ansiedad o combatir el insomnio. Lo más importante es consultar a tiempo al psiquiatra, terminó diciendo el Dr. Pablo Chalela, Médico de la Universidad Javeriana, quien terminó sus estudios de Psiquiatría en la Universidad del Rosario.

desarrollado por webSolutions.com.co