Síguenos en

Ingreso Miembros AMA

Ingrese aquí con su nombre de usuario y contraseña.
Exclusivo para miembros AMA

ingresar a EAMB (PH)

Boton-Correo-AMA

El sindrome del túnel carpiano es más frecuente de lo que se piensa

Túnel-Carpo-Dr.Sastre-LARGEEl Síndrome del Túnel Carpiano en la mayoría de los casos está representado por una mujer cercana a la menopausia (pre o post), quien refiere que en las noches y en la madrugada se despierta con la mano "dormida", con hormigueos y en ocasiones con un dolor que se irradia hacia el brazo. Estas pacientes comentan que sienten alivio al mover las manos o al levantarse y caminar. Estos síntomas se inician de forma intermitente, tienden a convertirse en permanentes y a extenderse durante el día. Es una afección que también puede comprometer a los hombres, pero en menor proporción, señala el Dr. Raúl Sastre, Cirujano de Mano, experto en microcirugía, de la Asociación Médica de los Andes.

El Sìndrome del Tunel Carpiano se debe a que el Nervio Mediano -principal nervio sensitivo de la mano- se comprime dentro del canal carpiano por el aumento de volumen de los demás elementos que lo acompañan (tendones y sinoviales), dentro de este espacio formado por los huesos de la muñeca y cubierto por un ligamento muy fuerte. Esto genera un déficit en la irrigación del nervio que se manifiesta por el adormecimiento y el hormigueo en la mano.

Antes de ordenar un tratamiento, el síndrome del túnel carpiano debe clasificarse según su evolución en inicial ( leve), intermedio (moderado) y avanzado (severo).

El estado inicial o leve tiene una evolución menor a seis meses. Los síntomas se presentan en las noches y el examen físico puede ser normal. Puede tratarse con medidas no quirúrgicas como limitar la flexión de la muñeca mediante el uso de una férula palmar, disminuir la flexión de los dedos contra resistencia (agarres con fuerza) y se puede hacer una infiltración con esteroides dentro del canal carpiano.

El estado intermedio o moderado tiene una evolución mayor a seis meses, con presencia de síntomas diurnos y nocturnos y alteraciones al examen de la sensibilidad, como hipoestesias (adormecimiento de los dedos). El tratamiento se dirige a disminuir la presión dentro del canal carpiano, para mejorar la irrigación sanguínea del nervio mediano. Esto se logra mediante la apertura del túnel carpiano en cirugía.

En el estado avanzado o severo además de la alteración sensitiva se encuentra atrofia de la musculatura tenar (base del pulgar), lo que produce una dificultad para coger pequeños objetos entre el índice y el pulgar. Se indica la descompresión del nervio mediano en cirugía así como puede requerirse de una transferencia tendinosa para reemplazar la función de los músculos denervados.

Señaló el Dr. Sastre, que este síndrome fue descrito en 1854 y como tratamiento "gold standard", ha figurado la descompresión del nervio por técnica abierta. Con el paso del tiempo se ha hecho un esfuerzo por hacer una incisión más corta que se limite a la palma de la mano respetando el antebrazo. Desde las dos últimas décadas, existe la posibilidad de hacerse el procedimiento por endoscopia para disminuir la convalecencia post-quirúrgica, pues genera menos dolor y se recupera la fuerza más prontamente.

Lo importante es consultar pronto al especialista e iniciar un tratamiento para recuperarse de esta afección.

Dr. Raúl Sastre
Cirujano de Mano

desarrollado por webSolutions.com.co