Síguenos en

Ingreso Miembros AMA

Ingrese aquí con su nombre de usuario y contraseña.
Exclusivo para miembros AMA

ingresar a EAMB (PH)

Boton-Correo-AMA

3 de Marzo: Día Mundial de Prevención de la Sordera

Doctor Augusto Peñaranda, Médico Otorrinolaringólogo

Prevención-Sordera-A-Peñaranda-LARGEMás del 5% de la población mundial, unos 360 millones de personas padecen pérdida de audición. En Colombia uno de cada 4000 nacidos vivos padece de sordera. De los niños que nacen con pérdida de audición, un 30% son de causa genética, un 33% de causa indeterminada y un 33% es adquirida. Así lo señala el Dr. Augusto Peñaranda, Médico Otorrinolaringólogo de la Asociación Médica de los Andes.

Pero desafortunadamente, la mayoría de las personas con pérdida de audición viven en países de ingresos bajos y muchos no tienen acceso a los servicios de salud. Esto sumado a que una tercera parte de las personas mayores de 65 años padece pérdida de audición leve, moderada, grave o profunda. Afectando a uno o ambos oídos y representando dificultades para oír una conversación o sonidos fuertes.

La mayoría de las personas afectadas son las que presentan pérdidas leves a moderadas y que se pueden rehabilitar con audífonos. Las pérdidas severas o profundas se pueden rehabilitar con una tecnología más avanzada, como los implantes cocleares.

Causas
Las causas de pérdida de audición y sordera se pueden dividir en congénitas y adquiridas. Las congénitas pueden determinar la pérdida de audición en el momento del nacimiento. La pérdida de audición puede obedecer a factores hereditarios y no hereditarios, o complicaciones e infecciones durante el embarazo y el parto. Entre estas causas están la rubéola, la sífilis u otras infecciones que se presentan durante el embarazo; otras como el bajo peso al nacer, asfixia durante el parto, uso inadecuado de ciertos medicamentos o ictericia grave durante el período neonatal, dijo el Dr. Peñaranda.

Las causas adquiridas pueden provocar la pérdida de audición a cualquier edad. Algunas enfermedades infecciosas como la meningitis, el sarampión y la parotiditis; la infección crónica del oído, la presencia de líquido en el oído, el uso de medicamentos como ciertos antibióticos o antipalúdicos, los traumatismos craneoencefálicos o de los oídos, la exposición al ruido excesivo, a maquinaria ruidosa o a fuertes explosiones.

En los niños, la otitis media crónica es la principal causa de pérdida de audición.

Consecuencias
Una de las principales consecuencias de la pérdida de audición es la limitación de la capacidad de la persona para comunicarse con los demás. En los niños con sordera el desarrollo del habla se suele retrasar y es cuando se presentan alteraciones en la escolaridad.

La pérdida de audición y las enfermedades del oído, entre ellas la otitis media, pueden tener efectos muy perjudiciales en el rendimiento escolar de los niños. Sin embargo, cuando se ofrece a las personas con pérdida de audición la oportunidad de rehabilitarse y la realizan exitosamente, estas pueden interactuar con las demás en igualdad de condiciones. La comunicación puede tener lugar por medio del lenguaje oral o escrito, o el lenguaje de signos

Prevención
La principal medida consiste en vacunar a los niños contra las enfermedades de la infancia, en particular el sarampión, la meningitis, la rubéola y la parotiditis. También se recomienda administrar la vacuna contra la rubéola a las adolescentes y las mujeres en edad fecunda, antes de que queden embarazadas y efectuar pruebas para detectar y tratar la sífilis y otras enfermedades.

En los niños hay que realizar pruebas de detección de la pérdida de audición en el momento del nacimiento y posteriormente identificar tempranamente la otitis media, para llevar a cabo oportunamente las intervenciones médicas o quirúrgicas que se requieran. Se deben llevar a consulta a todos los niños, especialmente aquellos que tienen antecedentes familiares de sordera, los que han nacido con bajo peso o han sufrido asfixia del parto, ictericia o meningitis, a fin de someterlos a una evaluación y diagnóstico e intervención oportuna, señaló el Dr. Peñaranda. Igualmente dijo que se debe reducir la exposición a ruidos fuertes en el trabajo y limitar el uso de música o de aparatos de alto volumen.

Soluciones
La situación de las personas que padecen pérdida de audición puede mejorar con la utilización de audífonos, implantes cocleares y otros dispositivos de ayuda auditiva.

Las leyes de derechos humanos y otras medidas de protección pueden contribuir a velar por la mejor integración social de las personas con pérdida de audición. Finalmente señaló el Dr. Peñaranda que lo importante es acudir de inmediato al especialista y evitar el maltrato del oído con objetos extraños y mucho menos utilizar remedios naturales que pueden empeorar el problema.

desarrollado por webSolutions.com.co